CUIDANDO NUESTRA VIDA EN DIOS

CUIDANDO NUESTRA VIDA EN DIOS

1 Pedro 5:8 dice: Estén siempre atentos y listos para lo que venga, pues su enemigo, el diablo, anda buscando a quien destruir. ¡Hasta parece un león hambriento! TLA

 ¿CÓMO CUIDAMOS NUESTRA VIDA EN DIOS?

  • Conociendo Su voluntad, orando, leyendo Su palabra, búsqueda del Espíritu Santo, comunión con otros cristianos.
  • Teniendo una experiencia personal con Jesús, apasionándonos por Él, porque cuando tenemos comunión y relación con Dios, nos sometemos a Dios, resistimos al diablo y hacemos que huya, como dice Santiago 4:7.

 Santiago 4:8ª dice: “Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros”. Esto consiste en procurar una relación íntima de amor con Dios. Cuando tenemos esa experiencia personal con Dios, tenemos comunión y relación con Él, no sólo resistimos al diablo, sino que, obtenemos los beneficios de estar en Su presencia, tenemos paz, unción, revelación y sabiduría, etc.

Una persona dijo en una oportunidad: -“nuestra vida no es un evento, sino un proceso”-

Al cuidar nuestra vida en Dios, debemos conocer y reconocer que nuestra vida NO es un evento, es un proceso, y debo recordarlo constantemente para no resultar decepcionada, para no frustrarme, cuando  enfrente problemas, áreas de la vida, etc., un proceso a veces  va rápido, otras veces lento, que inicia cuando conocemos a Jesús y termina cuando nos llame a Su presencia.

Es importante mencionar  que en el proceso aprendemos a humillarnos, a reconocer y a depender, y mientras más rápido lo aprendamos más fácil será nuestra vida.  Podemos ver una valiosa lección en la vida de Naamán, leer 2 Reyes 5-14.

A lo largo de nuestra vida, en todos los procesos que enfrentemos, conocer la Palabra de Dios será vital, encontraremos lo que necesitemos para seguir adelante; y por ningún motivo debemos olvidar la promesa de una bendición futura.

 

Anuncios

VENCIENDO EL DESÁNIMO

VENCIENDOELDESÁNIMO
La vida muchas veces se asemeja a una montaña rusa, hay momentos en los que experimentamos cimas altas de victoria y de repente de un solo golpe te vienes abajo hacia los profundos valles de desánimo.
Hoy te pregunto ¿Cómo reaccionas cuando los problemas de la vida te llevan hacia abajo, en el valle del desánimo? ¿Te quedas tirada? o ¿buscas levantarte?
 
En hebreo, desánimo significa, estar sin fuerzas para seguir adelante, falta de ilusión o ánimo hacia alguien o para hacer algo. En griego es la palabra adsumeó, que significa estar abatido.
 
Muchas situaciones pueden causar desánimo en nuestra vida, por ejemplo:
a. Te puedes desanimar por el stress y dureza de la vida actual.
b. Por padecer alguna enfermedad.
c. A causa de pérdidas materiales.
d. Te puedes desanimar o desconsolar por la muerte de un ser querido.
 
Cualquiera de estas situaciones puede afectar nuestra vida, pues todos podemos pasar por esto, pero, en los momentos difíciles de nuestra vida, Dios también quiere ser nuestro consuelo (2 Corintios 1:3-5, 1 Pedro 5:7) lo importante y necesario es que nosotras decidamos tener una relación íntima con Dios, en la que reconozcamos que Él es nuestro Señor y que ante Su presencia y poder, podemos rendirnos y encontrar la solución a nuestras dificultades, incluyendo el desánimo.
Recuerda estas palabras de Jesús: “…Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.” Juan 16:33
 
#NuevaMujer
#UnaVozDeDiosParaTi
#LunesdeReflexión

EL CAMINO, NOS RESTAURA

RESTAURA
Juan 14:6, Jesús dice de sí mismo: “yo soy el camino, la verdad, y la vida, nadie viene al padre, si no por mí”.
 
La mayoría de las veces cuando llegamos a Jesús, lo hacemos porque necesitamos que nuestra vida tenga un cambio, no soportamos seguir viviendo de la misma manera y en Dios encontramos lo que necesitamos, RESTAURACIÓN. A través de Jesús la restauración de nuestra vida puede darse, y da inicio cuando cada una de nosotras decidimos humillarnos y reconocer que sin Él no podemos hacer nada.
 
Cuando logramos comprender lo que Dios quiere para nuestra vida, nuestras bases se solidifican para enfrentarnos a lo porvenir y construir en Él una vida nueva, plena y abundante y no nos desplomamos con cada dificultad que llega a nuestra vida.
 
Algo muy importante en la restauración que a través de Jesús se realiza en nuestra vida, es que no es inmediata, es paso a paso.
En Eclesiastés 3:15 dice: “Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó”.
Se inicia un proceso de volver al plan original que Dios tenía para mi vida a través de Jesús.
En este proceso podemos entregarle a Dios, tristeza, enfermedad, traición, desánimo, luto, etc., y recibiremos a cambio, gozo, sanidad, ánimo, alegría, esperanza. Él sanará nuestro corazón y Su promesa es hacer todas las cosas nuevas.
 
2 Corintios 5:17 dice: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron he aquí todas son hechas nuevas”.
 
Merece la pena evaluar dónde nos encontramos y esforzarnos por mantenernos en el buen camino, JESUCRISTO es el único camino seguro para nuestra vida y alcanzar la vida eterna.
 
#NuevaMujer #LunesDeReflexión #UnaVozDeDiosParaTi

EL TIEMPO

 

ELTIEMPO

 

En Efesios 5:15-17 leemos: “Por tanto, ¡cuidado con su manera de vivir! No vivan ya como necios, sino como sabios. Aprovechen bien el tiempo, porque los días son malos. No sean pues insensatos; procuren entender cuál es la voluntad del Señor.” RVC

La voluntad de El Señor es que seamos imitadoras de Él como sus hijas amadas. Si nos tomamos el tiempo de leer los versículos anteriores (Efesios 5:1-12) nos podemos dar cuenta cuales cosas no debe hacer una persona cristiana, entre otras cosas una cristiana no miente, no dice malas palabras, no es avara puesto que amar el dinero es idolatría, etc., una mujer cristiana aprovecha el tiempo de la manera correcta invirtiéndolo en actividades que agraden a Dios y que exalten Su Nombre.

En consecuencia debemos aprovechar al máximo nuestras horas de vida y apartar diariamente tiempo para estar a solas con nuestro Señor, buscarle para conocer y entender Su voluntad y Su propósito, pedirle que guíe nuestros pasos en la administración de nuestro tiempo para hacer buen uso de él.

Estamos a las puertas de terminar otro año y no podemos decirle al reloj: “Reloj, no marques las horas”. Es bueno reflexionar sobre esto en nuestra vida:

  • ¿Qué hice o qué dejé de hacer este año?
  • ¿Administré bien o mal mí tiempo?

No podemos cambiar el pasado pero, sí podemos tener un mejor futuro haciendo elecciones diarias guiadas por Dios. Roguemos a Dios que nos de sabiduría para no desperdiciar el tiempo que Él nos da.

 Que tengas una excelente semana!! 💜🙋‍♀️

#NuevaMujer #LunesdeReflexión #UnaVozdeDiosParaTi

MANTENIÉNDOME FIRME

MANTENIENDOME FIRME

En el diccionario encontramos diferentes definiciones:
• Mantener es conservar algo en su estado óptimo para que no se descomponga.
• Defender una idea u opinión con convicción.
• Proseguir en lo que se está haciendo.
• Firme es estable, seguro, no se mueve y difícilmente se cae y no manifiesta duda.
• Se aplica a la persona que está convencida de lo que piensa y actúa sin dejarse influir.

Mantenerme firme no es recitar un versículo de memoria, no es una oración, no es ir a todas las reuniones, no es hablar como hablan las predicadoras, mantenerme firme debe ser “UN ESTILO DE VIDA”.

La Palabra de Dios nos anima a mantenernos firmes:
1 Pedro 5:9: “al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo”.
1 Corintios 10:12: “así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga”.
Apocalipsis 2:26: “al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones”.

Mantenernos firmes en la Palabra de Dios y en Sus principios, es muy importante para nuestra vida, el conocer y practicar esos principios debe ser nuestra manera de vivir para parecernos cada día más a Jesús y así poder hablarle a otras personas del Evangelio de Jesucristo no solamente con nuestra boca, sino principalmente con nuestra vida.

El apóstol Pablo dijo: “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”. Filipenses 3:13-14.

Te animamos para que te mantengas firme. Deseamos tengas una excelente semana!!

No te olvides de compartir esta publicación.

#NuevaMujer #Lunesdereflexion #UnaVozdeDiosparaTi

RESTAURANDO CON COMPASIÓN

RESTAURANDO

”Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.” Gálatas 6:1

Según las instrucciones de Pablo para los creyentes, una persona espiritual debe ser bondadosa y mostrar benignidad, amor y paciencia ya que esto es parte del fruto que la presencia del Espíritu Santo trae a la vida del cristiano.

Compasión, según el Diccionario de la Lengua Española, es experimentar un sentimiento de pena, de ternura y de identificación ante los males de alguien.

Fácilmente nos compadecemos de una persona que le ha sobrevenido una situación difícil, por ejemplo una enfermedad, la pérdida de un ser querido, la pérdida de su casa, etc. Sin embargo es necesario que veamos a la persona que ha cometido una falta (o un pecado) como alguien que ha sufrido la pérdida más valiosa del ser humano: ha perdido su relación con Dios.

La benignidad se manifiesta en la vida del cristiano cuando empieza a orar e interceder delante de Dios por la vida de esa otra persona, para que se arrepienta y se vuelva a Dios en busca de perdón. Cuando no le juzga, sino que se preocupa porque su vida sea restaurada.

Gálatas 6:2-3 dice: ”Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo. Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.”

Sobrellevar es “llevar encima o a cuestas una carga o peso para aliviar a otra persona”, al hacerlo cumplimos la ley de Cristo, pues Él dijo (en Mateo 7:1) que no debíamos juzgar para no ser juzgados.

Es fácil que pensemos o creamos que “es imposible que yo cometa ese pecado”, pero estos versículos nos dicen “el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña”.

Como Conclusión, Tú y yo estamos llamadas a ser esa persona compasiva, como Cristo es compasivo, para que aquel que peque pueda ver a Cristo reflejado en nuestra vida y conozca de Su amor y Su misericordia.

No dejes de compartir esta publicación si fue de edificación para ti. ¡Feliz semana!

#LunesDeReflexión #NuevaMujer #UnaVozdeDiosParaTi

BUSCANDO INTIMIDAD CON DIOS

INTIMIDAD CON DIOS
Cuando se habla de intimidad se está hablando de una relación muy estrecha, muy cercana y de absoluta confianza. Esta es una relación en donde no cabe la traición, la mala fe, la desconfianza.
Una relación que alcanza los niveles de ser íntima es algo único y muy especial. Este tipo de relación solamente se puede alcanzar con Dios, porque Él es el único que no nos fallará jamás.
 
La relación con Dios tengo que buscarla yo. No es algo repentino, es algo que se hace intencionalmente. Apartar un tiempo para la oración es el primer paso que nos llevará a tener una relación más íntima con Dios, y por ende nos permitirá conocerlo más a Él.
 
¿Cómo hago para conocerlo más? Conoce Su Palabra. Allí está la revelación de quién es Dios. Su Palabra es una de las maneras que Dios usa para relacionarse con el ser humano y es una de las más efectivas formas de tener relación con Dios.
 
Cuando cerramos la puerta y buscamos esa relación profunda con Dios, donde nos rendimos le decimos lo que hay en nuestro corazón, y además nos tomamos el tiempo para leer Su Palabra, iniciamos un diálogo con Dios, ya no es un monólogo, ya no es mi discurso, sino una conversación de dos vías, eso es relacionarnos. (Salmos 119:33-35).
 
Se debe tener claro que Orar a Dios es mucho más que peticiones. Orar a Dios es rendirnos delante de Él, es adoración, es glorificarlo, es exaltarlo, es obedecerlo.
 
No dejes de compartir esta publicación y anima a tus amigas a que se acerquen a Dios en oración y lectura de la Palabra.
 
#NuevaMujer #LunesDeReflexión #UnaVozdeDiosParaTi