EL PERDÓN

EL PERDON

Según el diccionario Perdón es la remisión de la pena merecida, de la ofensa o de alguna deuda u obligación pendiente. (RAE)

¿Por qué nos cuesta tanto perdonar? Algunas veces no perdonamos por orgullo, falta de misericordia, por castigar al que nos ofendió, por vergüenza, porque llegamos a creer que la persona no merece que la perdonemos y tampoco que le pidamos perdón, por falta de amor y reconocimiento del perdón que nosotras hemos recibido, entre otros.

Alguien dijo: -no perdonar a alguien que nos ha causado daño, es como cargar un costal con piedras en la espalda-. ¿Quién quiere tener una carga que no le pertenece?

Diariamente nosotras nos esforzamos por agradar a Dios y algunas veces el perdón puede ser un área difícil en nuestra vida y sólo conociendo Su Palabra encontramos la motivación para hacerlo. Leamos lo que dice la Biblia y dispongámonos a obedecer, Miqueas 7:18, Lucas 7:47, 1 Corintios 13:1-8, 1 Juan 4:8-12.

Entre los beneficios del perdón podemos mencionar la libertad, paz, la restauración de nuestras relaciones, el gozo, nos quita la ansiedad, nos da confianza, etc.

El negar el perdón sincero a una persona demuestra resentimiento, amargura y enojo, ninguna de las cuales deben ser características de una hija de Dios.

La Biblia dice: “en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia”. Efesios 1:7
El sacrificio de Jesús en la cruz, pagó el precio por la culpa de cada persona que había sido esclavizada por el pecado. El precio de nuestra libertad fue su muerte.

Medita en esta reflexión y toma una decisión…

¿Cómo vas a manejar el perdón de ahora en adelante?

#NuevaMujer #UnaVozDeDiosParaTi #LunesDeReflexión

Anuncios

ORGULLO VERSUS HUMILDAD

ORGULLOVRSHUMILDAD
Según el diccionario la definición de Orgullo es: “Exceso de estimación hacia uno mismo y hacia los propios méritos por los cuales la persona se cree superior a los demás”. Hay que mencionar que esta actitud no siempre es negativa.
Humildad es, virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.
 
Dios aborrece el orgullo, en la Biblia leemos: “Seis cosas aborrece Jehová, Y aún siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa…” Proverbios 6:16-19
 
El orgullo rechaza la soberanía de Dios sobre nuestra vida. Cuando somos orgullosas Dios nos rechaza a nosotras. En Santiago 4:6 leemos: “Y él da gracia con generosidad. Como dicen las Escrituras: “Dios se opone a los orgullosos pero da gracia a los humildes” NTV
 
Santiago, nos resume lo que los creyentes en Jesucristo necesitamos para alcanzar la gracia de Dios en nuestra vida, esto es humillarnos, que también un significado hebreo, Dakka’, traduce como “rebajarse uno mismo”.
 
Cuando existe humildad:
1. No existe complejo de superioridad.
2. Existe modestia.
3. Existe conciencia de nuestros límites y debilidades.
4. La humildad no tiene ninguna relación con la posición social o económica.
5. Cuando existe humildad se busca servir a otros, escuchamos opiniones y críticas que nos ayuden a mejorar.
 
Como conclusión, El deseo de nuestro corazón es parecernos cada día más a Jesús, así que debemos reconocer delante de Él si hay pecado de orgullo en nuestra vida y pedirle perdón. Sólo así podremos desarrollar un corazón humilde y una actitud de servicio hacia los demás, Mateo 23:11-12.
La humildad nos permite reconocer nuestra gran necesidad de buscar a Dios, reconociendo nuestras limitaciones y Su poder; la humildad en nuestro corazón nos ayuda a poder esperar en Él y tener fe en lo que dice Su palabra y confiar plenamente en Su voluntad.
 
¿Qué escoges el día de hoy Orgullo o Humildad?
 
#NuevaMujer #LunesDeReflexión #UnaVozDeDiosParaTi #SoyNuevaCriatura

ORACIÓN Y AGRADECIMIENTO CON DIOS

DEBEMOSORARYESTARAGRADECIDAS

Cuando tenemos la oportunidad de saludar y conversar con diferentes personas por un momento, surge la plática de las situaciones difíciles que probablemente está atravesando la otra persona, o el país, y muchas veces “por costumbre” le aconsejamos que “hay que orar por esa situación” y que Dios va a responder.

Antes de aconsejar a otros que oren por un problema que tengan, debemos empezar con nosotras mismas.

¿Cómo está nuestra relación con Dios? Porque para conocerlo hay que tener una relación con Él, de tal manera que Él sea la primera opción para acudir en busca de auxilio.

“Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.” Juan 14:13-14

Apartemos un tiempo específicamente para orar, si oramos en medio del ajetreo la mente puede empezar a divagar y nos podríamos perder el deleite de ese tiempo de intimidad con Dios. Por otra parte, a veces se nos olvida dar gracias por el amor perfecto de Dios, que un día tuvo misericordia de nuestra vida y dio a su único Hijo en sacrificio por nosotras, y esa es la mejor razón para estar orando y dando gracias a cada momento.

Como conclusión, el objeto de la oración no es obligar a Dios a que Él haga lo que nosotras queremos, puesto que manipular a Dios es imposible. El objeto de la oración es acercarnos a Él y vivir en comunión con Él.

#NuevaMujer #UnaVozdeDiosParati #SoyNuevaMujer #Oración #Agradecimiento

 

VIVIR EN TRANSPARENCIA

VIVIR EN TRANSPARENCIA

El deseo de Dios es que cada una de nosotras vivamos transparentemente, es decir, honestas, sin mentira, engaño, ni hipocresía.

Llevar una vida transparente demanda la sabiduría de Dios, esto es saber cuándo, dónde, cómo y a quién decirle ciertas cosas. La Biblia dice: “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.” Santiago 1:5

Jesús vivió una vida transparente, con la sabiduría de Dios, buscando obedecerle y honrarle hasta morir en la cruz.
Jesús dijo: “¿Quién de ustedes me puede probar que soy culpable de pecado?” Juan 8:46ª (NVI)

Notemos que Jesús era transparente, y su referencia para ser transparente era la Palabra de Dios, la voluntad de Dios que está establecida en su Palabra.

Pon atención en estos versículos y medita en ellos:

“Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede” Mateo 5:37

“Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.” Efesios 4:25

“Porque mi boca hablará verdad, Y la impiedad abominan mis labios.” Proverbios 8:7

El apóstol pablo también hace referencia a cómo podemos vivir en transparencia y dice: “Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno” Colosenses 4:6

Esta semana, examina tu vida y ora pidiéndole a nuestro Padre que te ayude a ser cada día más transparente, a hablar con la verdad, y que tus palabras y acciones reflejen que eres una Nueva Mujer.

¡Ánimo, sí se puede! 

#nuevamujer #unavozdeDiosparati #lunesdereflexión

¿POR QUÉ NOS ENOJAMOS?

POR QUE NOS ENOJAMOS2

Santiago 1:19 dice: “Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.”

Si reflexionamos acerca de por qué nos enojamos, veremos que muchas veces el enojo se da por la ausencia de paciencia. Una de las cosas que más nos cuesta a los seres humanos es escuchar, es allí donde frecuentemente viene el enojo, pues muchas veces por no saber escuchar nos enojamos.

El enojo inicia con una molestia a lo que la Biblia llama airarse. “El necio da rienda suelta a toda su ira, mas el sabio al fin la sosiega.” Proverbios 29:11

TENGAMOS CUIDADO CON LAS AMISTADES, Es muy fácil volvernos personas enojadas cuando andamos con personas violentas. Proverbios 22:24-25 dice: “No te entremetas con el iracundo, Ni te acompañes con el hombre de enojos, No sea que aprendas sus maneras, Y tomes lazo para tu alma.”

Las preocupaciones pueden ser una fuente de enojo, pero también lo puede ser el trabajo excesivo. Necesitamos evaluar si el trabajo, o las preocupaciones, o ambas nos están provocando enojo. Ciertamente es necesario trabajar, pero el trabajo excesivo también es dañino para nuestra salud. ¿Qué debemos hacer? Entregar nuestras preocupaciones a Dios, lee Filipenses 4:6-7.

CAMBIAR LA FORMA DE VERSE Y VER LA VIDA
Filipenses 4:8 dice: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.”

Cuando cambiamos nuestra forma de ver a los demás y cambiamos nuestra forma de ver la vida, nos damos cuenta que nos enojamos por puras tonterías y que en lugar de construir una vida abundante y eterna, llena de paz y bendiciones, destruimos nuestra vida por cosas que no valen la pena. Así que debemos revestirnos del amor de Dios.

Pidamos a Dios que llene nuestro corazón de Su alegría (Proverbios 15:13), te animamos para que esta semana rindas el enojo al señorío de Jesucristo y te sigas esforzando en dar GLORIA A SU NOMBRE.

#lunesdereflexion #nuevamujer #unavozdediosparati

SIRVÁMONOS UNAS A OTRAS

Cada día nos encontramos con grandes retos, desde el momento en que nos levantamos de nuestra cama, cuando salimos a la calle, donde prevalece la ley del más fuerte, el egoísmo, la falta de interés por el prójimo, el ver quien llega primero. ¿Han observado a la gente? El estrés, el afán, los lleva a concentrarse en sí mismos, olvidando ver la necesidad del prójimo.

Filipenses 2:4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.”  NVI 

Servicio es el amor en acción y el servicio tiene que ser un resultado natural de la vida de una persona. Sin embargo, hay personas que llegan a un lugar y esperan ser servidas, y el mandato que Jesús nos da, de servirnos unas a otras es para todas. “Amar” es un verbo, es una acción, es lo que haces y lo que se tiene que hacer, es servir a otras con sinceridad, no de mala gana y sin esperar nada a cambio.

El cristianismo verdadero nos enseña a poner nuestra vida al servicio del prójimo por amor a Dios; por eso tenemos que unirnos y estimularnos en la práctica de toda buena obra, sin estimar los costos como lo hizo nuestro Señor Jesucristo.

Lo que hacemos cada una, afecta positiva o negativamente a las personas que tenemos a nuestro alrededor, familia, amigas, compañeras de trabajo, de estudio, etc. El servirnos unas a otras no debe ser la meta principal, sino el servir a Jesús, a través de ese servicio. Él es la fuente de gozo, por la cual puedes servirlo gozosamente. Cuando se sirve a Jesús, se hace desde el corazón, no es una carga, cuando nuestra convicción es esa, entonces no nos quejamos, un verdadero servicio trae satisfacción a tu vida y glorifica a Dios.

“Hijos míos, no solamente debemos decir que amamos, sino que debemos demostrarlo por medio de lo que hacemos.” 1 Juan 3:18 (PAR) 

 

SIRVÁMONOS

RAHAB

Rahab
Cuando Dios le asignó a Adán la tarea de trabajar, EVA estuvo al lado de Adán como su ayuda idónea, cuando Dios le dio una promesa a Abraham, SARA estuvo a su lado como parte importante para el cumplimiento de la promesa, cuando Dios proveyó la salvación para la humanidad, MARIA estuvo al lado de José, como un instrumento del plan de salvación a través de JESÚS.
 
El caso de Rahab es diferente al de las mujeres mencionadas, ella no era del pueblo de Israel y tampoco tenía un esposo que tuviera un llamado divino, sin embargo, tuvo una revelación del poder y la misericordia de Dios. PODEMOS VER CLARAMENTE QUE LAS MUJERES TIENEN UN PAPEL IMPORTANTE EN EL CORAZÓN DE DIOS Y EN LA REALIZACIÓN DE SUS PROPÓSITOS. (Base bíblica Josué 2:1-7; 2:8-14; 2:15-21; 6:21-25)
 
Intérpretes bíblicos han descrito a Rahab como modelo de hospitalidad, misericordia, fe, paciencia y arrepentimiento en su interacción con los espías de Josué. Así, la ramera de Jericó se convirtió en un modelo de virtud, “lo vil y menospreciado en las manos de Dios, toma un nuevo valor”.
 
En el Nuevo Testamento, Rahab se menciona como un ejemplo de una persona de fe Hebreos 11:30-31Por la fe cayeron los muros de Jericó después de rodearlos siete días. 31 Por la fe Rahab la ramera no pereció juntamente con los desobedientes, habiendo recibido a los espías en paz”.
 
En Santiago 2:25 se menciona como ejemplo de las obras de la fe.
 
RAHAB CAMBIÓ SU HISTORIA, EL FAVOR DE DIOS LE ABRIÓ NUEVAS PUERTAS, Al igual que Rahab, Dios puede cambiar nuestra historia, la de nuestra familia y la de las personas alrededor nuestro, Él puede hacer lo imposible y hacer realidad nuestros sueños si los encaminamos de acuerdo a Su voluntad, si reconocemos que Él es el creador soberano y el que sustenta todo lo que existe. No debemos temer, ni desmayar, Dios está con nosotras.
 
Oramos para que esta reflexión rete tu vida a hacer cambios en tu historia y tus nuevas generaciones.
#nuevamujer #lunesdereflexión #unavozdediosparati