RESTAURANDO CON COMPASIÓN

RESTAURANDO

”Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.” Gálatas 6:1

Según las instrucciones de Pablo para los creyentes, una persona espiritual debe ser bondadosa y mostrar benignidad, amor y paciencia ya que esto es parte del fruto que la presencia del Espíritu Santo trae a la vida del cristiano.

Compasión, según el Diccionario de la Lengua Española, es experimentar un sentimiento de pena, de ternura y de identificación ante los males de alguien.

Fácilmente nos compadecemos de una persona que le ha sobrevenido una situación difícil, por ejemplo una enfermedad, la pérdida de un ser querido, la pérdida de su casa, etc. Sin embargo es necesario que veamos a la persona que ha cometido una falta (o un pecado) como alguien que ha sufrido la pérdida más valiosa del ser humano: ha perdido su relación con Dios.

La benignidad se manifiesta en la vida del cristiano cuando empieza a orar e interceder delante de Dios por la vida de esa otra persona, para que se arrepienta y se vuelva a Dios en busca de perdón. Cuando no le juzga, sino que se preocupa porque su vida sea restaurada.

Gálatas 6:2-3 dice: ”Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo. Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.”

Sobrellevar es “llevar encima o a cuestas una carga o peso para aliviar a otra persona”, al hacerlo cumplimos la ley de Cristo, pues Él dijo (en Mateo 7:1) que no debíamos juzgar para no ser juzgados.

Es fácil que pensemos o creamos que “es imposible que yo cometa ese pecado”, pero estos versículos nos dicen “el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña”.

Como Conclusión, Tú y yo estamos llamadas a ser esa persona compasiva, como Cristo es compasivo, para que aquel que peque pueda ver a Cristo reflejado en nuestra vida y conozca de Su amor y Su misericordia.

No dejes de compartir esta publicación si fue de edificación para ti. ¡Feliz semana!

#LunesDeReflexión #NuevaMujer #UnaVozdeDiosParaTi

Anuncios

BUSCANDO INTIMIDAD CON DIOS

INTIMIDAD CON DIOS
Cuando se habla de intimidad se está hablando de una relación muy estrecha, muy cercana y de absoluta confianza. Esta es una relación en donde no cabe la traición, la mala fe, la desconfianza.
Una relación que alcanza los niveles de ser íntima es algo único y muy especial. Este tipo de relación solamente se puede alcanzar con Dios, porque Él es el único que no nos fallará jamás.
 
La relación con Dios tengo que buscarla yo. No es algo repentino, es algo que se hace intencionalmente. Apartar un tiempo para la oración es el primer paso que nos llevará a tener una relación más íntima con Dios, y por ende nos permitirá conocerlo más a Él.
 
¿Cómo hago para conocerlo más? Conoce Su Palabra. Allí está la revelación de quién es Dios. Su Palabra es una de las maneras que Dios usa para relacionarse con el ser humano y es una de las más efectivas formas de tener relación con Dios.
 
Cuando cerramos la puerta y buscamos esa relación profunda con Dios, donde nos rendimos le decimos lo que hay en nuestro corazón, y además nos tomamos el tiempo para leer Su Palabra, iniciamos un diálogo con Dios, ya no es un monólogo, ya no es mi discurso, sino una conversación de dos vías, eso es relacionarnos. (Salmos 119:33-35).
 
Se debe tener claro que Orar a Dios es mucho más que peticiones. Orar a Dios es rendirnos delante de Él, es adoración, es glorificarlo, es exaltarlo, es obedecerlo.
 
No dejes de compartir esta publicación y anima a tus amigas a que se acerquen a Dios en oración y lectura de la Palabra.
 
#NuevaMujer #LunesDeReflexión #UnaVozdeDiosParaTi

LA MENTE DE CRISTO

La mente humana es una de las cosas más maravillosas que Dios creó. Y a pesar de lo maravillosa que es, aún no es capaz de comprender todo lo que Dios hizo y puede hacer.

La Biblia dice: “Pues, «¿Quién puede conocer los pensamientos del SEÑOR? ¿Quién sabe lo suficiente para enseñarle a él?». Pero nosotros entendemos estas cosas porque tenemos la mente de Cristo. 1 Corintios 2:16 NTV

Los cristianos hemos recibido el don inmerecido de tener el Espíritu de Cristo en nosotros para que sea Él quien nos ayude a entender las cosas del Espíritu, aquellas cosas que la mente humana no es capaz de descifrar.

No podemos negar que a lo largo de los años todas nosotras hemos adquirido una manera de pensar, la cual probablemente no ha sido guiada por la Palabra de Dios. Por lo tanto el consejo de la Palabra de Dios para nosotras es:
“…renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.”Efesios 4:22-23

Diariamente debemos renovar nuestra manera de pensar. ¿Y cómo podemos renovarla? Sujetándonos a El Espíritu Santo, porque así Él nos mostrará cuando nuestros pensamientos estén siendo guiados según los criterios del tiempo presente.

El apóstol Pablo también nos anima a pensar en las cosas de arriba, y no en las de la tierra, (Colosenses 3:1-2), esto quiere decir que aprendamos a vivir como Dios dice, entendiendo la realidad espiritual expuesta en la Biblia.

Dedicar tiempo a conocer la Palabra de Dios renueva nuestra mente y definitivamente esto nos será de mayor ayuda que dedicar mucho tiempo a otros entretenimientos, (televisión, teléfono, etc. etc.) Sólo podré pensar como Cristo piensa, si conozco lo que Él dijo de sí mismo, de nuestro prójimo y de nuestro entorno.

Tenemos una mente renovada y de acuerdo a la mente de Cristo es tu decisión, ¿vas a aceptar el reto?

No dejes de compartir esta publicación.

#NuevaMujer #LunesDeReflexión#UnaVozDeDiosParaTi#soyNuevaMujer

 

MENTE

VIVIENDO DÍA A DÍA

VIVIENDO
 
Vivimos en una sociedad insegura donde existe mucha maldad e iniquidad, donde algunas personas se han vuelto a lo superficial y material, a veces parece tan común escuchar noticias sobre violencia, robos, suicidios, maltrato familiar, inmoralidad sexual, pareciera que poco a poco nos estamos convenciendo de que es algo “normal”. Poco a poco las personas se han vuelto insensibles a la fragilidad de la vida y a la realidad del juicio de Dios.
Pero debemos vivir día a día conscientes de la oportunidad que Dios nos da en todo momento y vivir nuestra vida en la voluntad y propósitos de Dios.
CONSEJOS PARA DISFRUTAR TU VIDA DÍA A DÍA:
*Ora, alaba y adora a Dios con todo tu corazón.
*Sé una mujer agradecida en todo y por todo.
*Sirve a los demás y hazlo con amor.
*Sonríe, canta y disfruta la vida que es un regalo de Dios.
*Pasa tiempo con tus amigas y hermanas en la fe.
*Arréglate, viste tu ropa preferida, tus zapatos preferidos, el perfume que te agrada. (no esperes ocasiones especiales).
*No te afanes. Mateo 6:34.
Aprendamos a valorar todo aquello que no se compra con dinero, el favor de la vida, nuestra familia, las amistades, cada oportunidad, nuestra familia espiritual y todo lo que recibimos de Él y decidamos compartir más tiempo con ellos dando testimonio de lo que Dios ha hecho en nosotras.
 
No esperes a que algo grave suceda para actuar, no esperes a que llegue esa fecha que tanto esperas, ese día es hoy, porque EL MAÑANA sólo Dios sabe si llega. Medita en el consejo del rey Salomón al final del libro de Eclesiastés. “Ahora bien, ¿qué enseñanza se puede sacar de este libro cuando todo ya está dicho? Que lo mejor que un ser humano puede hacer es tener temor de Dios y obedecer sus mandatos.” Eclesiastés 12:13
 
Si esta reflexión edificó tu vida, compártela con los demás. 
 
#NuevaMujer #LunesDeReflexión #UnaVozDeDiosParaTi

EL NIDO SE VA QUEDANDO VACÍO

NIDO

En la vida de toda mujer que formó una familia, llega una etapa en la cual aquel nido que en un tiempo estaba lleno, se ve de pronto vacío, y entonces surgen las preguntas: ¿En qué momento se fueron los hijos, si hace tan poco los teníamos con nosotras? ¿En qué momento crecieron y se independizaron? En realidad, esas y muchas más interrogantes son las que solemos hacernos cuando nos encontramos ante esa situación.

Hoy en día, más que nunca, tenemos muchas oportunidades para que nuestra vida continúe siendo activa y productiva cuando el nido se está quedando vacío. Por ejemplo, podemos tener un trabajo fuera de casa, servir en la obra de Dios, seguir estudiando, apoyar lugares como orfanatorios, asilos, etc. Todo esto nos puede dar muchas satisfacciones. En Eclesiastés 3:1-15 leemos que hay tiempo para todo en la tierra.

Veamos algunos pasajes bíblicos sobre cómo superar cuando el nido se queda vacío.
-El primer paso que tenemos que dar es evaluar: nuestras emociones y comprender que la vida del ser humano tiene varias etapas. Eclesiastés 3.
-No podemos enfrentar la situación sola: necesitamos amigas. Fuimos hechas para que nos ayudemos unas a otras. Proverbios 17:17.
-Dar a conocer nuestra necesidad: Hay que buscar ayuda y consejo de aquellas personas que ya lo han superado con la ayuda de Dios.
-Aprender a confiar en los planes de Dios: la Biblia dice, “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el SEÑOR—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”. Jeremías 29:11 NVI

La Biblia también dice: “Como flechas en la mano del guerrero, así son los hijos tenidos en la juventud”. Salmo 127:4 LBLA

Las flechas sólo cumplen su función cuando son lanzadas, las flechas que se quedan adentro de la bolsa no sirven para nada, no son útiles.

Concluyendo, el nido vacío es parte del proceso de nuestra vida y en la de nuestros hijos e hijas. Y experimentar ese proceso, sea por pérdida de tu esposo, padres, un divorcio o la ausencia de los hijos sigue teniendo un propósito de parte de Dios, Él quiere que ese nido vacío sea llenado con Su presencia, que le conozcas más al leer Su Palabra, también te ayuda asistir a un grupo de Nueva Mujer, dónde crearás vínculos de amistad experimentando Su amor y Su fidelidad. Confiemos que siempre Él hace lo mejor para nosotras, porque Su voluntad es buena, agradable y perfecta.

¡Que tengas una excelente semana! Comparte esta publiación si es de edificación para ti.

#NuevaMujer #Mujeres #UnaVozdeDiosParaTi #LunesdeReflexión

HACIENDO LO BUENO

HACIENDOLOBUENO
Hacer el bien puede ser un trabajo agotador. Es fácil desanimarse, perder interés en nuestra tarea, o aun darse por vencido.
 
“No debemos cansarnos de hacer el bien. Si no nos rendimos, tendremos una buena cosecha en el momento apropiado.” Gálatas 6:9 PDT
 
Hacer el bien es semejante a la siembra del grano en el campo. No veremos los resultados de la siembra inmediatamente, pero sí en su tiempo.
 
Si el sembrador se cansa de tirar la semilla y solo siembra la mitad del campo, solo cosechará la mitad. Si queremos una cosecha completa de buenas obras, debemos sembrar y tener paciencia como el sembrador que espera el precioso fruto de la tierra. (Lee Santiago 5:7)
 
¿Qué crees que será nuestra cosecha si no nos cansamos de sembrar buenas obras?
 
Sabemos que las buenas obras, hechas como para El Señor, producirán una buena cosecha. Dando es como recibimos, puedes traer consuelo y alivio a las personas necesitadas el extenderte al necesitado puede detener el deterioro moral de la sociedad y hacer de nuestro país sea mejor lugar para vivir (lee 1 Timoteo 2:1-4) Al final, El Señor recompensará al que hace buenas obras por el fiel servicio que hizo en la tierra.
Cuando tenemos amor a Dios, nuestra compasión debe extenderse hacia todos los que influyamos.
 
¿Estás dispuesta a hacer lo bueno?
 
Demostrando nuestra firme dedicación al mandato del amor a nuestro prójimo, también estaremos creando un ambiente que atraerá a otros a la familia de Dios.
 
#NuevaMujer
#UnaVozdeDiosParaTi
#HaciendoloBueno
#LunesdeReflexión
#Mujeres

SOY AMIGA DE DIOS

SOYAMIGADEDIOS

¿A quién eligirías tú como amiga?..

Cuando tú ya has reconocido a Jesús como Señor y Salvador de tu vida es el momento cuando empiezas a leer Su Palabra, a buscar conocerle, y lo más importante a obedecerle pues todo lo que Dios te pide que hagas será únicamente para beneficio tuyo y de quienes te rodean.

Medita este día si Dios te eligiría a ti como amiga.

Dios está esperando que des ese paso de buscarle y Él te promete que lo vas a encontrar cuando le busques de todo corazón.

Cuando lo conoces y vives obedeciéndole y en comunión con Él, puedes decir: ¡Soy amiga de Dios!

“Ustedes son mis amigos, si hacen lo que les mando. Ya no los llamo sirvientes, porque un sirviente no sabe lo que hace su jefe. Los llamo amigos, porque les he contado todo lo que me enseñó mi Padre.”
Juan 15:14-15 TLA

¡Que tengas una excelente semana! 

#LunesDeReflexión #NuevaMujer #UnaVozDeDiosParaTi